Hola de nuevo!!! Primero os queremos dar la gracias por vuestro gran interés en nuestro primer articulo y en la filosofía de Juan. Seguimos con ganas y hoy os queremos hablar un poco de todo lo que se puede vivir en la finca. 

Empezamos con lo más importante – nuestros caballos! Después de una gran reorganización tenemos hoy en día 10 caballos en la finca, caballos que poco a poco os iremos presentando porque cada uno se merece que su historia sea contada. Caballos españoles y portugueses son nuestros compañeros y dos ponis también forman parte de nuestra familia ecuestre. 

Hemos seleccionado los caballos de la finca con mucho miramiento por las necesidades de nuestros alumnos. En la finca, todos tipos de alumnos son muy bienvenidos. Principiantes y profesionales, personas que vienen de otras disciplinas ecuestres y quieren llevarse un sabor de lo nuestro, niños pequeños que tienen ganas de empezar, todos reciben de nosotros el mismo trato y a todos tipos de clases damos exactamente la misma importancia. 

Aqui quiero elaborar un poco. Muchas veces, Juan recibe la pregunta “Tú, con el nivel que tienes, porque todavía das clases a los niños?” Y Juan siempre contesta lo mismo: “Para mi es una equivocación muy grande de que una clase de un niño o un adulto principiante tenga menos importancia o se merezca menos respeto que una clase avanzada. Desafortunadamente esta opinion es muy común pero solo tenemos que mirar al más grande, al maestro Nuno Oliveira. Podemos ver videos suyos dando clases a principiantes y me parece muy muy respetable. Con un  principiante, sea joven o ya mayor, tenemos una gran responsabilidad como profesor, la responsabilidad de la confianza inicial, en nuestras manos muchas veces está si el alumno se enamora de la belleza de la equitación o si coge miedo y lo deja por malas experiencias.” 

Las palabras de Juan lo dicen todo y eso es lo que transmitimos a cada alumno, tomando en serio su nivel por muy principiante o avanzado que sea y la nobleza y la buena doma de nuestros caballos acompañan a los alumnos en cada clase, transmitiendo sensaciones bonitas y mucha tranquilidad y confianza. Enseñamos una equitación clásica, una equitación basada en el respeto y el bienestar del caballo, montado y a la mano, una equitación con fundamento que nos hace sentir desde muy adentro. Somos gran amantes de la disciplina de las riendas largas y de la monta a la amazona, hay caballos profesores para ellas también. 

El ambiente de la finca es algo mágico, retirada del mundo en un entorno de pinos, olivos y almendros, las vistas dejan volar la mente, hay flores en cada rincón, en la cuadra suena una música suave, suave para que no domine el cante de los pájaros. 

Un verdadero paraíso, no sólo para los amantes de los caballos. En los años nos han visitado todos tipos de personas de más de 30 países, muchos se han quedado en nuestros apartamentos para desconectar. Personas con vidas muy variadas pero todos tenían una cosa en común – buscaban paz y tranquilidad y la han encontrado aquí con nosotros. Un orgullo y una alegría para nosotros. Estamos deseando abrir las puertas de nuevo después de los meses de desaceleración y enseñaros la finca con su nuevo brillo. Hasta pronto!!

LLÁMENOS / PHONE US

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad